7 abr. 2010

¡A semis!


Inimaginable. Nadie esperaba ver ayer lo que Messi mostró al mundo. Talento, fuerza, técnica, clase, resolución y, por supuesto, determinación. Es difícil entender como un chico de 22 años que mide tan solo 169 cm puede ser tan estable y, a la vez, tan rápido. Nadie lo tumba, todos lo intentan.

Lo de Messi es sobrenatural. Es un fuera de serie y cualquier adjetivo le sirve. Imagino los rivales atemorizados y respetuosos con el argentino. Es lo mínimo. Si yo fuera defensa no dudaría en leerme la “Divina Comedia” de Dante… al menos así sabría como purgar mis penas con el Dios culé.

Pánico. Es lo que deben sentir los rivales. Ahora bien, el próximo escollo del Barça no será fácil. El Inter, con Mourinho al frente, vuelve a cruzarse en el camino de los blaugranas. La primera vez fue cómoda para los culés pero la cosa parece ahora más complicada. Además, nadie duda que Eto’o intentará marcar el terreno a su ex equipo como lo ha hecho a lo largo de toda su carrera. Esperemos que esta vez su corazón blaugrana se lo impida.

pd: la foto es mía, jeje

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

¿De verdad que Leo es humano? suerte que es culé!!!! ya estamos un poco más cerca del Bernabéu.

Saludos.

Publicar un comentario