24 ago. 2010

Algo ha cambiado

Sigue el Madrid sin ser el equipo que sus aficionados querrían. No tiene ese juego que hace años nos maravilló con Zidane, Raúl y compañía. Sin embargo, este Madrid empieza a coger forma.

Mientras hasta el momento, muchos técnicos y jugadores habían pasado sin pena ni gloria por las filas blancas, esta temporada parece que por fin el madridismo puede ver una ranura de luz esperanzadora. Hasta ahora, las ilusiones habían caído todas en el olvido. Ahora sin embargo, y como culé, veo por primera vez un proyecto que sí puede funcionar. A los ya conocidos Cristiano, Benzema, Higuaín, Casillas, Ramos y demás, se les han unido un grupo de jugadores como Ozil, P. León, Di María y Canales que aportan esa juventud e ilusión que todo equipo necesita. A su vez, todo parece augurar que estos chavales atesoran la calidad suficiente para jugar en el club de la capital. De hecho, Mourinho parece por el momento confiar en ellos. Obviamente, todo esto debe demostrarse, pero por primera vez en mucho tiempo, el Madrid empieza a hacer las cosas bien.

La única duda que me queda está en la defensa. Faltando un buen lateral izquierdo, dudo de la capacidad de Carvalho para ser el central que el madridismo necesita. Aún así, si funciona, la dupla con Pepe podría ser una de las mejores de Europa.

Veremos qué sucede…

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Cómo todos los años, el Madrid será un duro rival, pero si estamos bien no podemos temer a nadie. Respeto siempre, miedo nunca.

Saludos.

Publicar un comentario