26 sept. 2010

Baile de rojas

Ayer se vieron dos tarjetas rojas en San Mamés. Una por una entrada; la otra por una agresión. Ambas justas, aunque desde Madrid se abogue por lo contrario.

La cuestión es que desde la lesión de Messi después de la entrada de Ujfalusi, el comité de árbitros quiere parar el juego duro e intentar restaurar el “fair play” que hace tan solo unas temporadas era habitual en nuestra liga. Fruto de esta decisión, Amorebieta fue ayer expulsado por una durísima entrada a Iniesta. Viendo la repetición, uno puede pensar que con amarilla bastaba. Y se le puede dar la razón, siempre y cuando aceptemos que los duros prevalecerán ante los buenos. La entrada del vasco nacido en Venezuela podía haber destrozado el tobillo del manchego. Andrés pudo esquivar los tacos del bilbaíno, pero de no haberlo hecho, ahora estaríamos hablando de otro lesionado, quizás de más gravedad que Messi.

Sin embargo, en Madrid ya ven fantasmas. A ellos les parece injusta. Incongruente opinión si analizamos sus artículos pidiendo protección para Cristiano. Pero como ya nos hemos cansado de repetir en este blog, la objetividad periodística carece de sentido según quien sea el beneficiado o el perjudicado. De nada sirven las imágenes que muestran las intenciones de los jugadores o la dureza extrema con la que juegan (permitida hasta ahora por los árbitros). Lo único que vale es el color de la victoria. Y parece que ésta solo puede ser blanca.

En referencia a la expulsión de Villa, hay que decir que es justa. El asturiano cayó en la provocación y le dio un manotazo en la cara a Gurpegui. Un 0 para Villa. Un jugador de su talla debe saber evitar caer en esta trampa.

Así pues, me gusta la decisión del comité de árbitros. Parece que van a ser más intransigentes con la dureza y la agresividad. Solo espero que este paso al frente no quede en el olvido en unas pocas jornadas, y ya de paso, espero que las presiones desde la meseta no acaben pasando factura al Barça, aunque me temo que aquí no tendremos tanta suerte. Habrá que sobreponerse a ello…

2 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Las dos tarjetas son justas, pero claro, en Madrid la de Villa si es justa y la de Amorebieta NO. Ellos siguen a los suyo y nosotros debemos de seguir a lo nuestro. LADRAN LUEGO CABALGAMOS!

Saludos.

Anónimo dijo...

ai ai t doi toda la razon arribaaa barcelonaaaaaaaa

Publicar un comentario