8 sept. 2010

¡Qué manera de celebrar el Príncipe de Asturias!



Empecemos diciendo que el Príncipe de Asturias me parece injusto. No porque algún otro candidato lo mereciese más, sino porqué a la selección de Baloncesto no se lo dieron haciendo muchos más méritos. En fin, es el poder del fútbol.
La selección esperaba celebrar el premio por todo lo alto en el Monumental de Buenos Aires ante Argentina y su afición. Al final del partido 4 a 1 y calentitos a casa. La selección jugó sin ganas. La estrella parecía pesar mucho, sino no entiendo la poca velocidad de los nuestros o la lentitud de Pepe Reina tras resbalar.
No quiero ser partidista pero hay jugadores de la roja que están allí sin merecerlo. Para mi Reina no debería ser el segundo portero de la roja. De hecho no debería ser ni el tercero. En mi opinión Palop o Diego López están por encima de él. Y qué decir de De Gea, un chavalín con unos dotes de guardameta espectaculares. Tampoco me gusta Arbeloa. Ayer se vio tal diferencia con Ramos que sería mejor que no volviese a aparecer con la roja para evitar mayores ridículos. No estuvo fino Piqué, pero es que no le acompañaba ninguno de los otros defensas habituales. Marchena ya no está para jugar. Lento y sin una buena colocación, el andaluz apura sus últimos días con la roja a base de goles encajados. Su racha ayer se desvaneció. En el lateral Monreal estuvo regular. Para jugar le falta confianza y que Capdevila se retire. El de Lleida no tiene rival en su puesto. Busquets no estuvo mal, pero tampoco bien. Al igual que Xavi Alonso, que sin Xavi al lado evidencia todas sus carencias. ¿Quién dice que es creador? Ayer en la primera parte solo dio patadas. En ataque Cesc lo intentó, pero a él no le dejaron jugar a base de faltas. Se le vio tirando del carro pero no pudo con el ímpetu argentino. Quizás sería el momento de juntarlo con Xavi, a ver qué sucede. En la punta Villa intentó aparecer pero no estuvo acertado. El asturiano puede jugar escorado siempre y cuando le lleguen balones. Si eso no sucede, España pierde demasiado. Finalmente Iniesta y Silva no estuvieron. El manchego, algo mejor, no consiguió conectar con el equipo durante la primera media hora y eso se notó. El canario está algo perdido. Después de perder la titularidad en el mundial parece costarle juntarse con los que antes eran sus escuderos. Esperemos que su mal rendimiento pronto sea olvidado.
Respecto a los que jugaron en la segunda parte nada que decir. Cumplieron. España mostró otra cara. Mucho más seria, la selección dominó el partido e incluso marcó. La única nota negativa fue el tanto del Kun.
Espero que Del Bosque haya tomado nota. Para seguir la senda de los éxitos no hay que apoltronarse. Se necesita motivación, garra, sacrificio y, obviamente, calidad. Lo digo por Arbeloa sí…

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Opino exactamente que tú. Hay gente en la selección que no merecen estar ahí. Más le vale a Del Bosque ponerse las pilas porque de lo contrario...

Saludos.

Publicar un comentario