23 dic. 2009

El regreso del Kaiser

A falta de la confirmación oficial, parece que Michael Schumacher volverá a pilotar un monoplaza en la fórmula 1. BrawnGP (ahora Mercedes GP) ha decidido contratar al alemán después de la salida de Button a McLaren para completar su dúo. El compañero del Kaiser será el también alemán Nico Rosberg.

¿Pero es conveniente este regreso?

En mi opinión es fantástico e increíble. Si con el fichaje de Alonso por Ferrari ya se preveía un duelo de espadas con Hamilton, no soy capaz de imaginar donde puede llegar esta lucha con Schumacher por en medio. Todos con coches distintos pero todos con un buen coche. Realmente emocionante.

Pero no solo gana la emoción, también los equipos. Hamilton dijo una vez que le hubiese gustado correr con el Kaiser. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo y estoy seguro que su motivación y la de sus mecánicos será lo suficientemente grande para preparar un coche muy competitivo. BrawnGp, que se encontró con un mundial que jamás hubiese soñado gracias al doble difusor, cambia a Button por Schumacher. A priori perder al campeón del mundo no debería ser positivo, pero si tenemos en cuenta que el recambio es un siete veces campeón creo que el cambio es más que positivo. Alonso, por su parte, tendrá la oportunidad de volver a ganar al Kaiser con un Ferrari. ¿Paradójico no? Además, desde Italia se ve el regreso de Michael a Mercedes como una traición y se pretende aguar la fiesta al alemán construyendo el mejor coche posible para Fernando.

¿Pero realmente es un golpe bajo de Michael a Ferrari?

Bajo mi punto de vista no. Cierto es que la rivalidad Ferrari-Mercedes ha existido desde hace muchísimo tiempo. Pero no hay que olvidar que Mercedes es una marca alemana y su obsesión a lo largo de muchos años fue conseguir que el Kaiser corriese en casa. Ahora lo han conseguido y por mucho que los italianos califiquen el fichaje de “alta traición” lo cierto es que ellos no pueden criticar lo que hace tan solo unos meses hicieron también. Y es que cuando Massa se lesionó su substituto fue Luca Badoer, un italiano que llevaba 10 años sin correr una carrera de F1. Cuando fracasó estrepitosamente, el nuevo substituto fue Fisichella, otro italiano con mucha más calidad pero transalpino al fin y al cabo.

Por esta razón creo que los italianos no pueden quejarse. Con la baja de Massa decidieron que su volante sería para un italiano haciendo honor a la marca Ferrari. Entonces fue una medida que gustó al país de Berlusconi, así que tiene muy poco sentido molestarse porqué Mercedes haya contratado a Schumahcer y, mucho menos, tratar al Kaiser de traidor por cumplir el sueño de todos sus paisanos: correr con los de casa.

Así que ya para finalizar me gustaría mencionar que desconozco quién ganará la próxima temporada de la Fórmula 1. Lo que sí sé es que será tan emocionante que posiblemente el año que viene se convierta en una de las temporadas más gloriosas de la historia de este deporte. Button, Hamilton, Alonso y Schumacher, todos ellos campeones del mundo, lucharán para alzarse con el título y llevarse la gloria. Lástima que faltará Raikonnen…


La imagen pertenece a http://www.marca.com

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Hola!, yo soy muy "Shumacherista" por lo que su vuelta me ha emocionado bastante. La F1 del año que viene va a estar muy bonita (Shumi, Button, Hamilton, Alonso, Massa...)¡NO ME LA PIERDO! ;)

Saludos y FELICES FIESTAS!

PD: Te enlazo ;)

http://gabriela89miranda.blogspot.com/

Publicar un comentario