28 ene. 2010

¿Merecemos pasar?

Estos días, en Austria, se está celebrando el europeo de Balonmano. España, tras una buena primera fase sucumbió en la segunda fase ante la nota positiva del campeonato: Polonia. Los polacos, que aun no conocen la derrota destrozaron a España y pusieron a los de Valero Rivera en su sitio. En el partido posterior, la roja consiguió ganar a Alemania con solvencia. En el último partido de esta ronda, los españoles se verán las caras con Eslovenia y, aun ganando, deberán esperar que Francia pierda ante los polacos para conseguir el pase a las semifinales.


¿Pero de verdad lo merecemos?

En esta ocasión he podido seguir el campeonato y realmente me sorprende muchísimo la reacción de la prensa ante la posibilidad de quedar eliminados. Algunos medios han dejado escapar la teoría que Polonia y Francia empatarían para clasificarse las dos. Aunque si yo fuera polaco tendría muy claro que a la que hay que eliminar es a Francia, sin duda la mejor selección del mundo (aunque en esta ocasión no estén mostrando su mejor versión).

El juego de España es pésimo. Apenas creamos ocasiones para el pívot y los extremos no consiguen esos balones que sí conseguían antaño cuando nos erigimos como los mejores del mundo. Valero ha llevado jugadores jóvenes y los ha acompañado con otros supuestamente experimentados. Sin embargo, falta un líder que transmita tranquilidad al equipo y que domine los tempos de los partidos. Hay buenos jugadores, con fuerza y garra, pero nos falta ese jugador capaz de marcar diferencias. Está Iker, un grandísimo jugador, pero sus virtudes no son la paciencia ni la tranquilidad precisamente. No tenemos un Karabatic, ni un Narcisse, ni un Omeyer en la portería… pero tenemos grandes jugadores que necesitan un Masip, un Dusebayev o un Barrufet.

Sin duda la baja de Cañe nos ha perjudicado. Cuentan quienes lo conocen que aparte de su buen disparo, el de Granollers, ahora jugador del Ciudad Real, tiene un prodigioso pase. Quizás sea él el jugador que necesitamos, quizás sea él la pieza clave para que Iker, Juanín, Tomás, Aguinagalde, Prieto, Morros y compañía encuentren su juego. No lo sé…


Me gustaría pensar que tenemos opciones de llevarnos la copa, pero no lo veo nada claro. España se colapsa demasiadas veces en un partido. Somos blandos, en defensa y en ataque, y no aprovechamos la cantidad de minutos en superioridad que tenemos. Lo veo crudo, muy negro, pero tengo la ilusión que a falta de Cañellas, alguien asuma el mando. Si lo hacemos, no dudo que hay suficiente calidad para ganar este europeo.

0 comentarios:

Publicar un comentario