25 feb. 2010

¡La propaganda ha vuelto!

La propaganda es definida de forma objetiva como “una forma intencional y sistemática de persuasión con fines ideológicos, políticos o comerciales, con el intento de influir en las emociones, actitudes, opiniones y acciones de los grupos de destinatarios específicos a través de la transmisión controlada de información parcial (que puede o no basarse en hechos) a través de los medios de comunicación masiva y directa”.

Esta definición de Richard Alan Nelson es, hoy en día, la definición más acertada del concepto en sí. Un claro ejemplo de ello fue la propaganda nazi y su excelente capacidad de manipulación y extorsión que realizó durante la segunda guerra mundial. A medida que avanzaba la guerra y que Alemania cada vez se mostraba más debilitada, Goebbels, ministro de educación popular y propaganda de Hitler, conseguía engañar a su pueblo gracias a magníficas campañas donde ensalzaba su líder, su gente y sobretodo su fuerza. Incluso después de prorrogarse demasiado la conquista de la URSS en 1941 o, incluso después del famoso desembarco de Normandía ya en 1944, la maquinaria comunicacional de Goebbels continuó emitiendo una propaganda engañosa y fuera de lugar. Los alemanes, confundidos, continuaron confiando en la “parroquia” nazi y seguieron considerándose unos buenos feligreses del movimiento Nacional Socialista. Un año después, en 1945, Alemania se rendía y los alemanes, aturdidos, tomaban consciencia de lo que había sucedido.

Desde entonces las connotaciones negativas del concepto propaganda han ido aumentando con el tiempo. Para más inri, es muy típico considerar una vaga publicidad de correo como propaganda. Parece como si la sociedad y el mundo entero quisieran eliminar esta palabra o cambiarle el significado. Nadie quiere admitir que el concepto todavía existe. Y lo hace en muchos lugares y de muchas maneras… Veamos la siguiente fotografía:


Ahora recordemos nuevamente el significado de “Propaganda”: “forma intencional y sistemática de persuasión con fines ideológicos, políticos o comerciales, con el intento de influir en las emociones, actitudes, opiniones y acciones de los grupos de destinatarios específicos a través de la transmisión controlada de información parcial (que puede o no basarse en hechos) a través de los medios de comunicación masiva y directa”.

Obviamente, guste o no, la campaña brutal de As es por definición “propaganda”. Es curioso observar como este diario transmite a sus lectores una información parcial intencionadamente y, evidentemente, al ser un diario esta transmisión es masiva i directa. Evidentemente que para sus seguidores les parecerá cierto y correcto todo lo publicado por As. Pero mucho me temo que no se han dado cuenta que independientemente de la veracidad de su información, la parcialidad es rotunda ya que jamás ha existido una noticia que tratase al Barça como víctima y no como culpable. Por ejemplo, las revisiones de los partidos de los blaugranas siempre se centran en las jugadas que deberían haber favorecido a los rivales de los culés. Sin embargo, nunca se da el caso contrario. En la foto en concreto, TODAS las noticias que aparecen del Barça son de caràcter negativo ¿Acaso no se dan cuenta de semejante desfachatez? Tengo mis dudas…

Además, existe el bulo que todas las ayudas arbitrales al Barça vienen de un estamento superior. Primero fue la Federación Española de Fútbol y ahora es la UEFA. Curiosamente, también fue ésta la estrategia que Goebbels utilizó para engañar al pueblo alemán. Mientras la televisión mostraba los increíbles documentales de la cineasta Leni Riefenstahl donde se mostraba el poder y la fuerza militar del ejército alemán, una voz en off recordaba en diversas ocasiones las ofensas que los gobiernos de otros países habían proferido a Alemania. Por lo tanto, estos actos infundados de los demás países, eran muestra suficiente para que Alemania tomara cartas en el asunto y se defendiera de semejante atropello. Para los alemanes eso resultó creíble, igual que para los madridistas lo resulta ahora.

Pero todo esto tenía una raíz, un principio. Alemania estaba exaltada, y lo estaba debido al aumento de poder y riqueza que Hitler había conseguido en muy poco tiempo. Antes, el país bávaro había caído en una profunda crisis total. La pérdida de la primera guerra mundial le había dejado sin recursos y, las numerosas multas que todavía debía extinguir habían creado el caldo de cultivo para que su población fuera conducida sin reparos hacia el extremismo. Del mismo modo, el madridismo se vio sumido en una tremenda crisis hace menos de un año debido a sus malos resultados. Además la tremenda victoria de su mayor rival, el Barça, aumentaba esa sensación de derrota. Alguien debía actuar…

Así pues, resulta obvio pensar que As ha aprovechado la coyuntura actual para promover su odio e ira hacia el histórico rival transmitiendo informaciones parciales de manera intencional y sistemática para desestabilizarlo y para influir en los pensamientos de sus feligreses. También para vender más... Además, para llegar todavía más lejos en esta manipulación ha utilizado otros medios aparte del suyo, como la televisión o la radio, para difundir una imagen victoriosa de un equipo que, todo sea dicho, va segundo en la liga y debe remontar una eliminatoria de champions que ahora mismo le deja sin final en el Bernabéu. Eso sin olvidar la bochornosa eliminación de la copa a manos de un segunda b.

Sea como fuera, estamos delante un ejemplo claro de propaganda cuya intención es debilitar al rival y aumentar los ánimos de los madridistas mediante una campaña comunicacional brutal. Para ello, se ayudan de una supuesta conspiración en su contra. De esta manera obtienen el apoyo incondicional de los suyos que, en ningún caso, se paran a meditar si están haciendo lo correcto.


Cristiano Ronaldo es la esperanza y Villar y el Barça los enemigos. La guerra está servida…

3 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela Miranda dijo...

Me he equivocado en el otro comentario que deje. Aquí lo dejo bien. "Desde el día del ATHLETIC-MADRID de este año, juré no leer ni ver ni oir nunguna emisora, cadena o periódico de la "caverna medíatica españolista". Solo buscan jodernos y hacer creer que siempre los rivales de su madrid somos los malos. Te recomiendo que hagas lo mismo que yo.

Saludos.

Jordi Carrizo Duran dijo...

lo intento gabriela.. pero no puedo. además, mi blog intenta precisamente combatir estas cosas... así que sí no lo hago se me termina el blog...

la única solución sería cambiar la temática del mismo... pero entonces no sé si me quedaría motivación para seguir escribiendo, xDDD

Publicar un comentario