24 feb. 2010

Una prensa deportiva de vergüenza

Leí hace algunos días que Mundo Deportivo reclamaba una tarjeta amarilla a Cristiano por mostrar un mensaje en su camiseta. Al leerlo en seguida busqué cual era el mensaje. Al verlo una irritación enorme se apoderó de todo mi cuerpo ¿Cómo se puede pedir que la federación sancione al portugués por lanzar un mensaje al mundo cuando el árbitro, que no lo ha visto, no lo ha hecho? Entiendo perfectamente que según las normas, es tarjeta… pero cuando el mensaje hace referencia a la tragedia de Madeira me parece deprimente pedir cualquier tipo de sanción. El árbitro no lo vio, no lo sancionó. Punto y final.

Hoy en cambio me levanto con otras noticias que me irritan tanto como la anterior. Dos penaltis en Stuttgart ¿Cómo? Leo la noticia y me indigno todavía más. En mi opinión solo existe uno, el de Piqué, ya que son unas manos claras en el área. Claro que el reglamento explica que hay que saber la voluntariedad del jugador, aunque a mi todas estas razones subjetivas me parecen una memez. Sería mucho más sencillo sancionar todas las manos, así nos ahorraríamos problemas. Ahora bien, y siguiendo con lo que hablábamos, creo que es muy poco profesional pedir penalti en la acción de Márquez. Cierto que empuja con el codo al jugador del Stuttgart, pero es que si se mira la repetición con ojos objetivos se ve como este también lleva su codo a la cara de Márquez, es decir, intenta hacer exactamente lo mismo que el mejicano para intentar llevarse una pelota que claramente es de Valdés.

Lo que digo, el periodismo deportivo da asco. Y me da rabia porque yo ejerzo tal profesión. Tengo la esperanza que esto cambie, pero lo veo difícil. La rivalidad entre los dos grandes de España va a más y, desgraciadamente los grandes periódicos españoles están comandados por hooligans. Así que veo difícil cualquier postura algo más neutral… y si tenéis alguna esperanza solo hace falta que leáis el artículo diario del director del As, Alfredo Relaño. Se os erizará el bello, os lo aseguro.

Por cierto, en las manos del Stuttgart en su área y, basándome en el reglamento que valora la intencionalidad, ¿no se debería haber pitado penalti? Si hay manos de Ibra son claramente involuntarias pero en cambio las manos del jugador alemán son claramente voluntarias… y continuando en esta tónica ¿No debió ser roja la entrada por detrás (sin intención de tocar el balón) en los últimos compases del partido de Mollinaro (creo) a Messi? ¿Dónde está el “Eurovillarato” aquí? Tremendo…

5 comentarios:

jordiasturies dijo...

Enhorabuena por el post, tocayo. Poca gente se ha hecho eco de la inmoral petición de sanción a CR por lo de la camisetita, y había que denunciarlo... A ver si las nuevas generaciones de periodistas mejorais la cosa.

...aunque a mí me parece que lo de Marquez también fue penalty. Y lo del penalty de Molinaro, de traca.

Gabriela Miranda dijo...

El periodismo se está viniendo a menos, una lástima que una profesión tan bonita esté pisoteada por gentuza.

Saludos.

Sílvia dijo...

Hola Jordi!
El periodismo, como profesión, está viviendo un pésimo momento.
saludos
sílvia

Jordi Carrizo Duran dijo...

la verdad que ya cansa... y yo veo que esto va camino de algo todavía peor...

Arnau Macià dijo...

ei... doncs ben bé que el comité va sancionar al Kanouté ensenyant una samarreta de palestina lany passat....

Publicar un comentario