15 abr. 2010

Olvidan muy rápido

Cuando terminó el clásico pareció que por fin los merengues se daban cuenta que la realidad entre ambos equipos era muy distinta. El Barça con su cantera y sus fichajes superaba de largo a un Madrid que pese a fichar bien no tenía el contexto necesario para ser campeón. Les faltaba piezas, pocas pero algunas muy necesarias.

Sin embargo, cuatro días después del clásico la prensa merengue vuelve a caer nuevamente en el mismo error que le ha condenado a la mediocridad. La victoria del Barça parece no ser tan importante como sí lo es para ellos la supuesta mano de Touré en el tercer gol (en las repeticiones del plus parece que la toca con el pecho, en cualquier caso es imposible decir lo contrario porque no hay imágenes que así lo demuestren), o un penalti al Depor que Carlos Martínez, merengue confeso, adjudicó como teatro durante la retransmisión del partido.

El Villarato parece que siga. Ahora pero, no hay excusas para un Madrid que ha perdido sus dos encuentros ante el Barcelona y ha fallado en todos sus partidos importantes. La realidad es la que es, aunque yo instó a la prensa merengue para que siga con sus tretas. Cuanto más tarden en darse cuenta que su filosofía está equivocada, más títulos y prestigio ganará nuestro Barcelona.

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Que sigan rabiando y mintiendo, mientras tanto nosotros seguiremos ganado ;)

Saludos

Publicar un comentario