3 jun. 2010

El declive de Marca y sus encuestas

Hace un tiempo el diario Marca era una referencia en España. De hecho aún hoy lo es, aunque algunas cosas han cambiado. Desde la aparición de Eduardo Inda en su dirección, el diario empezó a extremizarse hasta un punto insostenible. Sus ya famosas portadas anti Calderón y el beneplácito del diario a la llegada de Florentino fueron la gota que colmó el vaso. La gente se dio cuenta que el poder de Marca había llegado demasiado lejos. Habían echado un presidente y habían traído otro de vuelta. En todo este proceso de manipulación comunicativa hubo un elemento que destacó por encima del resto. Fueron las encuestas, más propias de una agencia de comunicación que de un diario deportivo. Al principio éstas fueron sobre temas de actualidad y con relevancia en el sector, pero pronto se convirtieron en un soporte para, con el apoyo popular, poder criticar a quien fuese con total inmunidad. Se criticó a Calderón, a Schuster o a Pellegrini y también se hizo lo mismo con Laporta, Guardiola o con Xavi y Puyol y su compromiso con la selección. Todas sus noticias tenían una encuesta…

Pero como ya hemos comentado, poco a poco el público fue dándose cuenta que esas encuestas obedecían únicamente a una táctica clara para escribir lo que ellos quisieran y justificarse con el respaldo del lector. Nunca hubo una acerca de la predilección de Cesc por el Barça, o sobre la opinión de los merengues del juego del hexacampeón. Eso no les interesaba…

Así fue como sus encuestas poco a poco fueron perdiendo adeptos. Y no solo eso, con el tiempo los resultados fueron cambiando y sin darse cuenta el respaldo del lector desapareció. El último ejemplo fue la votación sobre quien era mejor entrenador, Mourinho o Guardiola. El 60% de votos a favor de Guardiola les dejó en bragas, desamparados. La gente, sea del equipo que fuera, se había dado cuenta que Marca solo les quería para cubrirse las espaldas. Lo que pareció un ejercicio de participación resultó ser un burdo intento de manipulación. La gente había entendido que estaba bien preguntar al lector su opinión, pero estas mismas personas comprendieron que las encuestas debían ser objetivas y no ir acompañadas de parcialidad periodística. No vale hacer una encuesta para ver la opinión sobre los dos entrenadores si justo encima pones diez noticias sobre la excelencia de Mourinho mientras que al lado publicas un par de artículos de Guardiola que encima hablan del supuesto dopaje de éste una década antes o de la “merecida” suspensión que la federación debe imponerle por llamar mentiroso a un mentiroso.

La parcialidad se paga. La gente no es tonta y las encuestas así lo demuestran.

3 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

La prensa es un negocio y tiene que vender lo que más dinero le da. Ni más ni menos. Luego depende de nosotros creer lo que nos cuentan o no.

Saludos.

FC BARCELONA NOTICIAS dijo...

Tienes toda la razón, y me atreveria a incluir casi al resto de prensa deportiva. Es un lástima asistir a la defunción de esta gran profesión, la opinión ya no es libre, las lineas editoriales y los beneficios han sustituido a la información y objetividad. Todo tiene un precio, la promoción del domingo regalando un despertador oficial hay que pagarla ... que triste.

saludos

joeguarro dijo...

Es la realidad de lo que ocurre.La gente se empieza a dar cuenta de que una prensa manipuladora nos perjudica a todos.Aún quedan muchos ronceros,pero esto es ya inaguantable.(campeón x decreto,villaratos,canguelos,fueras de juego inventados y manipulados,tertulias podridas etc etc.)

Publicar un comentario