17 jun. 2010

La primera "grande" en caer


Ya tenemos la primera sorpresa del mundial. Y como no España es la damnificada. Suiza la beneficiada. Se antojaba un partido fácil. Eso se pensaba desde España. Entrenador y jugadores ya trataron de rebajar la euforia. Como no se consiguió, el mazazo fue más duro. El pesimismo reina ahora en el país.

La selección española sucumbió ante la eficacia y la precisión suiza. Treinta tiros de la roja no fueron suficientes para batir a Benaglio, un portero que demostró por qué se está labrando un buen nombre en Alemania jugando con el Wolfsburgo. En cambio, Fernandes aprovechó el desconcierto de la zaga española para marcar el gol de la victoria y lanzar la furia roja a los leones.

Pero esto no es nuevo. Ya ha sucedido más veces. Ahora hay que ver cómo reaccionan los muchachos de Del Bosque. Si lo superan serán firmes candidatos al título. La moral será la mejor arma entonces. Si no, volverán a casa antes de tiempo una vez más. Y el pesimismo volverá a campar por sus anchas.

Hay que aceptarlo. Un mundial es difícil, no vale conformarse y siempre hay que tener un poco de suerte. De nada valen las quejas desde Madrid por el supuesto fuera de juego en el gol. La misma prensa tardó bastante tiempo en advertir el fuera de juego, así que no tiene sentido culpabilizar al árbitro de una acción que ni nosotros mismos observamos.

Perdimos y hay que aceptarlo. Además, si se quiere ganar el mundial, Honduras y Chile no deberían vencernos. Si lo hacen no mereceremos pasar. Empieza la gran prueba de la roja. Hacer historia solo depende de ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario