14 jun. 2010

Se cierran heridas; el barcelonismo habla

Rosell presidente. Benedito, Ingla y Ferrer derrotados. Felicitaciones, alegrías y tristezas. Nada más. Al menos así debería ser. Pero no. La guerra entre la caverna mediática y Laporta ha llegado a su fin con un ganador muy claro. Jan se va por la puerta grande y desde Madrid la impotencia les corroe. No hay otra explicación para entender el titular de los dos diarios de Madrid. As titulaba así su periódico: “Rosell presidente; ridículo de Laporta” y Marca no se quedaba atrás: “Rosell triunfa y Laporta fracasa”. Así son en la meseta. Así les va…

Que no gane Ferrer o Ingla no significa que pierda Laporta. Los culés han votado para el cambio. No muy atrevido ya que sino hubiese ganado Benedito (ojo con sus 8000 votos; este hombre puede ser parte del futuro del Barça) pero claramente han menospreciado a Ferrer e Ingla.

Hace mucho tiempo que Rosell ganó estas elecciones. El barcelonismo se dividió hace cinco años con la dimisión de Sandro y el enfrentamiento con Laporta. Por lo tanto, una vez finalizado el mandato de Jan, era muy posible que el socio quisiera ver cómo funcionaba el modelo de Rosell. Cierto es que su enfrentamiento les dividió pero igualmente correcto sería admitir que los dos juntos levantaron un Barça hundido.

Así pues, no sería tan descabellado pensar que incluso saliendo elegido el máximo rival de Laporta, el barcelonismo ha seguido confiando en él ya que tanto Jan como Sandro fueron los grandes artífices de la reconstrucción del Barcelona. El socio sigue creyendo en aquel proyecto del 2003 y ahora tendrá la oportunidad de comprobar cuál de los dos tenía más razón. Laporta ya ha demostrado de lo que es capaz. Veamos ahora como funciona Rosell. Superar el legado del abogado será una ardua tarea.

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Por la caverna hay Laportitis jejejejeje. Felicidades a Sandro y que su mandato esté lleno de éxitos.

Saludos.

Publicar un comentario