10 nov. 2010

Cristiano RonalDINHO


La espaldinha de Cristiano Ronaldo (que inventó Ronaldinho) ha causado indignación. El primero fue Raúl García durante el partido. Unas horas después una séquito numeroso se unió a las quejas. ¿Pero tienen fundamento estas críticas?

Todos sabemos que Cristiano Ronaldo es provocador en su juego. Sus bicicletas inútiles, su constante teatro y su incesante individualismo le convierten en un tipo odioso que solo es amado por los suyos. Ahora bien, por una vez que realiza una acción bonita y con sentido se le critica. Esa acción terminó con un centro de Alonso que Ramos casi envía al fondo de la red en lo que hubiese sido uno de los goles de la jornada. Así pues, censurar la acción de Ronaldo (el falso) y atribuirle connotaciones negativas a su acción me parece desmesurado.

Es cierto que Cristiano siempre será criticado, principalmente para contrarrestar la inmunidad que se le da en los medios de este país, la mayoría afines al Real Madrid. Sin embargo, los demás debemos estar por encima del nacionalismo merengue que azota este país para poder juzgar con argumentos sólidos las acciones del portugués. El detalle de Cristiano fue un recurso útil que beneficio enormemente a su equipo. Así pues ¿Dónde está el problema?

1 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Yo creo que han sacado las cosas de sitio. Es verdad que no me cae bien C.Ronaldo, pero esta vez creo que la prensa (y afición) se han pasado.

Saludos

Publicar un comentario