8 abr. 2011

Los clásicos de la tensión


Estamos en abril, el momento clave de la temporada. La fase del año en que los objetivos empiezan a vislumbrarse y los títulos se ven desde el campo o desde la televisión. Es un mes difícil, aunque también agradecido si se llega hasta el final. Y Barça y Madrid lo han hecho. Ambos equipos se disputarán la copa del rey y se enfrentarán en semifinales de la Champions salvo hecatombe. Cuatro clásicos, máxima presión.


Quizás por esa razón desde Madrid ya empieza la “clásica” propaganda. Ahora todo les ofende. Las pancartas del Camp Nou, la campaña publicitaria de la mutua que patrocina al Barça o las declaraciones de Valdés en un Late Night. Todo es motivo de crítica y en todos los casos, es el Barça quién sale mal parado. En definitiva, cualquier cosa vale para desestabilizar, como de costumbre. Aunque esta vez el camino a seguir es el descrédito a la humildad culé. Veremos si les funciona.
En cualquier caso, los ánimos están caldeados. Demasiado para tratarse de futbol. Y quizás sea solo una coincidencia, pero ha sido precisamente ahora, cuando el supuesto mejor equipo del siglo XX se ha visto por detrás, cuando la tensión ha aumentado exponencialmente. Antes, siempre hubo rivalidad pero también respeto. Ahora no es así. La rabia y la ira se han apoderado del futbol español y esto puede acabar muy mal. Ojalá me equivoque…

0 comentarios:

Publicar un comentario