21 abr. 2011

Segundo asalto blanco


Ganó el Madrid. Ganó la copa y lo hizo merecidamente. Primera parte blanca, segunda culé. Prórroga igualada. Gol de Cristiano. Y todo se acabó. Mourinho aplacó el juego culé y luego tuvo la fortuna de ver como su equipo conseguía romper el 0 a 0.
El partido empezó bien para los blancos. El Barça no creaba y, en cambio, el Madrid sí conseguía crear ocasiones. Cristiano era el estilete y sus compañeros le secundaban perfectamente. Incluso la posesión estuvo disputada. En el descanso, en la grada culé la incertidumbre inundaba el ambiente. En la merengue, la euforia era evidente.
Pero las cosas cambiaron en la segunda parte. Los culés salieron a demostrar quienes eran. Y la grada lo vio. El lado blanco se asustó y el blaugrana se creció. Entonces fue una fiesta blaugrana. El Barça deslumbraba y la grada se divertía. Sin embargo, faltó la suerte (la del campeón) que sí tuvo el Madrid minutos más tarde.
Al final, victoria merengue en el segundo asalto. Euforia y alegría para un equipo que supo jugarle al Barça y que mereció la victoria. Y decepción para los culés, que vieron cómo se les escapó una victoria que casi habían podido saborear tras el gol bien anulado a Pedro. Ahora toca pensar en Champions. Una victoria blanca ahondaría la derrota culé. Una victoria azulgrana dejaría en nada la final de Copa. Veremos qué sucede…

1 comentarios:

Bruno_1 dijo...

Yo creo que la prorroga es ligeramente blanca. Saludos!

Publicar un comentario