19 dic. 2011

De ligas y mundialitos


El Barça llegó al Bernabéu el sábado pasado con un partido más disputado pero a tres puntos de los blancos. Los dos equipos estaban a tope, aunque por primera vez en tres temporadas los de Mourinho partían como favoritos. La diferencia era pequeña pero el gol de Benzema antes de los 30 segundos aumentó todavía más la sensación que el Madrid iba a cambiar la dinámica de las últimas temporadas.


Dos horas después, el Barça se dirigía hacia Barajas con destino a Japón para disputar el Mundial de Clubs. Las caras sonrientes de los blaugrana se alejaban profundamente de la sensación de frustración que se vivía en la capital. El Barça había remontado el partido y se había llevado los tres puntos del inexpugnable Santiago Bernabéu (1 a 3). Rota la racha merengue y con el liderato en las manos (eso sí, con un partido más), los hombres de Pep podrían disputar el torneo de Japón con los deberes hechos en liga y con la sensación de haber sentado cátedra. Atrás quedaban las dudas y el bravuconear merengue. De nuevo llantos y lamentos. El río volvía a su cauce.

Ya en Japón, el Barça fue recibido por todo lo alto. Descanso, entrenamiento y semifinal contra el Al-Sadd. Débil rival, dirán algunos. Y lo fue viendo el resultado. ¿Pero lo fue también el Santos de Neymar? Al final dos goleadas para proclamarse campeones del mundo. Mientras, en Madrid, tras la victoria en Sevilla, la venda sigue bien puesta. “Somos el mejor equipo de la mejor liga” o “el Madrid tiene más títulos que el Barcelona”. Claro está, que para este último artículo hizo falta eliminar tres copas de ferias alegando que para la UEFA no son oficiales. Lástima que para la FIFA sí lo sean...

0 comentarios:

Publicar un comentario