12 nov. 2009

¿Barça o Madrid? Yo me quedo con los dos


Al principio de la temporada escuché en muchas ocasiones que el Madrid tenía mucha mejor plantilla que el Barça. No solo lo decían los merengues de calle, también lo hacían muchos periodistas. Argumentaban que el Madrid aun debía hacer un equipo pero afirmaban rotundamente que a nivel individual el Madrid superaba al Barcelona. Recuerdo incluso una fantástica porra/quiniela que se hizo de jugadores de ambos equipos. Messi se puso con Ronaldo, Iniesta con Kaka, Xavi con Xabi y así sucesivamente. En dicha encuesta el Madrid ganó por goleada… así que ahora me pregunto una cosa: ¿Por qué si el Madrid era superior no puede seguir la estela del Barça en juego?

La respuesta es fácil. El Madrid, o mejor dicho, los directivos no han sabido reconocer el éxito del Barça y en su intento por desbancarlo, el señor Pérez ha olvidado lo que ha hecho grande al Barça. Decía Florentino en Cuatro hace un par de días que ellos no tenían que jugar como el Barça ya que el Madrid era distinto. Pues muy bien señor Pérez, ¿Por qué no sale a la calle y pregunta a los aficionados de su club si están de acuerdo con usted? ¿acaso cree que Albiol es Piqué? ¿cree realmente que Alonso puede aportar lo que ofrece Xavi?

El aficionado merengue, al igual que el culé, quiere que su equipo juegue bien. Los resultados importan muchísimo pero sobretodo la manera de ganar es lo que ha diferenciado a ambos equipos a lo largo de la historia. Bayern, Manchester, Milan y una larga lista de grandes equipos con muchos títulos no podrán llegar jamás a la altura de los dos equipos de nuestra liga. Madrid y Barça están en un universo muy superior al de los demás y nada tiene que ver con los títulos que se ganan, eso viene de más (al menos para el culé). Lo que nos diferencia es la manera de entender el futbol. Yo no entiendo al Barça si no siento la envidia de mis rivales, si no creo que pueda alardear de mi equipo. Yo no siento al Madrid si no es con rabia de saber que son muy grandes, enormes. Y nadie entiende la liga sin reconocer antes la grandeza de estos dos equipos.

El futbol provoca emociones. Pero para merengues y culés perder un partido significa vivir angustiado el día siguiente. Perder una liga ante el rival, puede llevarnos a la frustración. Y ver a tu equipo vencer en la Champions puede convertirte en el tío más feliz del mundo. Nosotros vivimos el futbol de manera distinta a los demás. Ganar o perder no se limita solo a un campo de futbol. Nuestro orgullo juega en cada partido y es esto lo que nos define como aficionados. Luego nos soltarán que los campos ingleses son mucho más animados. Y es cierto, pero quien nos dice esto olvida una cosa: los ingleses van a ver futbol, nosotros solo aceptamos ver arte.

0 comentarios:

Publicar un comentario