30 nov. 2009

El día en que el Real Madrid aceptó ser inferior


Ayer se disputó el gran clásico en el Camp Nou. El Madrid ofreció un buen juego en la primera parte pero se desinfló en la segunda y, pese a jugar con un hombre más debido a la expulsión de Busquets, no fue capaz de conseguir el empate. Fue un partido vibrante y emocionante, propio de un clásico. Sin embargo, hace unos años que alguna cosa está cambiando…

El Barça y el Madrid son dos equipos antagónicos. Cuando uno gana, el otro irremediablemente pierde. La victoria de uno es siempre la derrota del otro. Motivo de ello es el frenético gasto de Florentino este verano, o la ascensión de Guardiola al primer equipo la temporada anterior.

Hasta hace relativamente poco los clásicos no tenían favorito. O sí lo tenían, aunque al final las predicciones no sirviesen para nada. Daba igual que uno de los dos fuera líder e invicto y el otro estuviera en una crisis colosal. Al llegar el partido nada de eso importaba ya que un “Derby” de tal magnitud estaba por encima de cualquier circunstancia.

Ahora bien, esto parece haber cambiado. Pese a entender el fútbol como un deporte de ciclos donde los equipos tienen momentos gloriosos o etapas de sombra, es curioso observar como los seguidores y "periodistas" del Real Madrid aceptan la derrota como una victoria (o eso nos venden) asegurando que el Madrid va mejorando día a día ya que es un equipo en construcción.

Bien, bajo mi punto de vista esta excusa sirve para cualquier otro partido menos para el clásico. Jamás en mi vida (y tengo 24 años) creí que alguna de las aficiones podría estar contenta con su equipo pese a perder contra el eterno rival. Da igual las circunstancias que rodeen a ambos equipos. Un derby siempre es un derby. Acepto que haya un equipo que durante unos años domine el clásico ya que como hemos dicho el fútbol se compone de ciclos. Sin embargo, alabar al equipo perdedor es, a mi juicio, una grave equivocación.

El Madrid jugó una buena primera parte donde demostró que tiene calidad futbolística. De todos modos, solo supo aguantar 45 minutos a este ritmo y cayó dominado en la segunda parte. Pero para los merengues esto parece suficiente. Quizás deberían tratar de meterse en la cabeza de un seguidor del Barça para entender que para un culé el partido fue relativamente fácil. Se dominó la posesión y, pese a tener que echar mano de Valdés, nunca hubo ningún momento que pareciera que el derby se escapara. Incluso daba la sensación que si el Madrid marcaba un gol el Barça seguiría al “tram tram” hasta conseguir la victoria final.

Algo ha cambiado señores. Antes ser favorito en un derby era una losa. Ahora ya no. El Barça juega con la tranquilidad de saber que es superior y en Madrid no se enteran. Siguen pensando que se están haciendo bien las cosas y que es cuestión de tiempo que las tornas cambien. Y es cierto, pero para ello no hay que perder la dignidad y aceptar una derrota contra el eterno rival como si de una victoria se tratase. Esto para un culé sería blasfemia. Y más si en el partido se viera ese dominio aplastante del ritmo y de la posesión. El Barça no jugó bien en la primera parte porque el Madrid no le dejó. ¿Pero a eso juega el Madrid? ¿a plantarse en el campo para evitar que el Barça toque y salir después al contraataque? ¿Es ese el Madrid que quieren sus aficionados? Sin duda alguna, SÍ. Y eso para mí, es la gran noticia del clásico…

PD: La temporada pasada el Madrid también salió contento del Camp Nou con un 2 a 0 porque según ellos habían evitado la goleada del Barça. Lo que no sabían era lo que les esperaba en el Bernabéu.

PD2: No quiero hacer sangre con la derrota blanca por una sencilla razón. El Madrid ya no parece nuestro archirrival. Se conforman con perder. Y si siguen así no creo que merezcan ser nuestros rivales.

PD3: Sé que lo anterior parece una fanfarronería pero no lo es. Solo es un intento para evitar que todo lo que significa el gran clásico se quede en el olvido por la conformidad de unos seguidores que antaño fueron ganadores y ahora solo pueden aceptar la derrota como algo normal. Perder contra el Barça debería iniciar un ejercicio de autocrítica y de mejora y dudo mucho que esto suceda...


La imagen pertenece a http://www.elmundodeportivo.es

0 comentarios:

Publicar un comentario